falsas impresiones

Imagino los problemas que tuvo mi editor al redactar la solapa del primer libro que me publicó. A diferencia de mis colegas verdaderamente notables, no poseo títulos, jamás he ganado un premio y ni siquiera puedo presumir de una personalidad deformada por cualquier enfermedad venérea. Le aconsejé que alargase la foto e incluyese la matrícula de mi coche, la minuta del divorcio y una mancha que diese la falsa impresión de ocultar algo verdaderamente interesante.

José Luis Alvite en Solapa de libro.

Comparte este/a entrada

3 ideas sobre “falsas impresiones”

Los comentarios están cerrados.