nueve años de sueños con un mono loco

El sueño del mono loco, como blog, cumple hoy nueve años desde que publiqué, allá por 2004, la primera entrada contando mi búsqueda de piso por Mérida.

Day 9

Y digo del blog porque el dominio, n1mh, ya ha cumplido la década, primero bajo el amparo de las compañías debido a un error de comunicación con karlos (n1mh.com todavía se puede ver en archive.org) y un año después, ya junto a las organizaciones.

Han sido muchas cosas las que han ocurrido desde entonces, demasiadas para siquiera hacer una lista, y casi siempre he tratado de contarlo aquí. Al principio, para que la gente que dejé en Asturias supiera de primera mano en qué andaba metido y después, porque añadir la etiqueta de escritor o blogger incrementa mi ego exponencialmente. En este tiempo me he sentado a escribir más de mil quinientas entradas que, sorprendentemente, han recibido la friolera de dos mil noveciento ochenta y un comentarios.

De momento, y para alivio de mi señora madre, no estoy cansado y no tengo intención de dejar de lado el blog pero es cierto que desde hace unos años para acá no mantengo el mismo ritmo de publicación. Supongo que es debido a dos factores: el tiempo de la novedad, ese en que todo era nuevo y sorprendente para mí, ha pasado y me aburre tener siempre el mismo discurso; y, aunque parezca mentira, la puta crisis que deja una pátina de mierda y desilusión en todo lo que toca, incluídos estados de ánimo y fuerzas. Las musas, esos puñeteros seres etéreos son crueles pero se mantienen fieles, por suerte.

Espero que en la entrada de dentro de un año haya cambiado bastante de discurso.

Comparte este/a entrada

2 ideas sobre “nueve años de sueños con un mono loco”

Los comentarios están cerrados.