blogs

7 entradas

cómo migrar de drupal 6 a wordpress 2.8

En la web de la revista del taller estaba utilizando como CMS, Drupal, primero en su versión 5 y luego, tras uno de esos gambazos antológicos, la versión 6. En su día, elegí este sistema principalmente porque tenía más plantillas orientadas a la edición de revistas y magazines, en detrimento de mi admirado WordPress, en donde todos los temas que me podían servir eran de pago. Pero, desde hace un par de meses estaba notando muchos problemas para actualizar Drupal, en parte por el miedo que tenía a tocar el núcleo del programa después de haberlo fastidiado anteriormente y en parte por lo poco sencilla que me resultaba la operación. Además, la gestión de los comentarios (un cebadero de spammers, me temo) y la necesidad de tener moderadores, lanzaron el cambio de aplicación. Por supuesto, una vez tomada la decisión de cambio, sólo había un lugar adonde ir: WordPress. El problema estaba en la migración de los datos y los usuarios a la nueva plataforma.

Además, por las mismas fechas surgió el tema de mantener bajo un mismo dominio la revista y un foro y permitir cosas hasta la fecha difíciles de asumir, como un perfil de usuario único y una sincronía entre los textos de la revista y los usuarios del foro. Fue entonces cuando BBpress emergió de la nada. Para los profanos, bbpress es el sistema de foros de Automattic, la empresa tras la que está Wordpress y otras muchas aplicaciones y, por supuesto, suelen integrarlas unas con otras con una facilidad pasmosa. Así que, de golpe, me encontré en medio de una vorágine de migraciones y configuraciones como hacía tiempo que no tenía.

En resumen:

  • hubo migración de Drupal6 a Wordpress. Aunque encontré varios tutoriales sobre cómo llevar a cabo la migración, el documento definitivo vino de la mano de Dennis Metzcher (Migration from Drupal to WordPress Complete) y, más concretamente, de un enlace a Import A Drupal 6 Based Website To Wordpress v2.7. Según cuenta, las sentencias SQL le funcionaron sin problemas, a pesar de haberse saltado todas aquellas que no necesitaba. En mi caso, seguí las mismas excepciones y, salvo los usuarios de la web, el resto de información pasó sin incidencias que reseñar.
  • Arras Theme, una plantilla de revista. Casi por casualidad me encontré con este tema, que facilita enormemente la creación y el mantenimiento de un magazine con WordPress. La primera impresión, como casi siempre, fue bastante traumática, probablemente por un montón de ideas heredadas de Drupal. Pero, una vez dejé de lado las reticencias, Arras Theme se mostró como una fantástica plantilla que permite gestionar la portada y el resto de páginas de forma separada, que incluye miniaturas con cada entrada y que permite destacar los puntos fuertes de cada número de la revista sin más que un puñado de clics.
  • Instalación de BBPress y configuración. Con la instalación del programa en tres cómodos pasos, la tarea más complicada fue hacer que los foros se pareciesen lo más posible a los que ya estaban en funcionamiento y evitar un salto demasiado grande. Por eso, además de bbpress, la aplicación está cuajada de plugins, traducida del inglés (en su mayor parte) y dotada de ciertas funciones que permiten una administración más sencilla. Por supuesto, la integración entre los usuarios de wordpress y los de bbpress resulta impresionante e, incluso, permite la asignación de los roles del foro, según sea el rol del usuario en wordpress.

El resultado de tanto esfuerzo se puede ver en la web de la revista del taller.

blog day 2009

Otro año más, se llega al último día de agosto y, con él, al Blog Day, el día de los blogs. Y, como todos los años, aquí están mis cinco recomendaciones para este año. La lista, lejos de estar situados en las antípodas de mis gustos, ha salido directamente del lector de feeds.

  1. Alt1040: llevan (creo que son varios editores, incluído Eduardo Arcos) mucho tiempo en esto y fue uno de los primeros blogs que seguí. Hace poco tiempo lo he redescubierto para bien.
  2. El chiste de Mel: ese rato en que leo las tiras cómicas de Mel están entre los mejores del día. ¡Sencillamente genial!
  3. AndroidApp: mirando como estoy todo lo relacionado con Android y los móviles con dicho sistema operativo, este blog especializado en la plataforma que tiene aplicaciones y trucos, me ha solucionado muchas dudas. ¡Sólo me falta el móvil!
  4. Espoiler: todo sobre nuevas series, recomendaciones y un sinfín de cosas relacionadas con el universo de las series de televisión. Altamente recomendable si uno sigue una (o muchas más) series extranjeras.
  5. DaboBlog: no nos conocemos personalmente pero considero a Dabo una de esas personas interesantes, a las que apenas cuesta trabajo seguir por internet. Actualidad, historias y actualizaciones casi al instante. Muy altamente recomendable.
  6. El copista (Bonus track): conocí a Maxi Rodríguez a partir de dos fuentes y casi simultáneamente. Le entrevistamos en el taller de escritura y mi padre me enviaba enlaces a los artículos que publicaba en el periódico. Actor, guionista, humorista, consigue hacerme reir a carcajadas cada lunes por la mañana, lo cual resulta francamente complicado.

¡Feliz Blog Day 2009!

tejiendo la telaraña, o cómo integrar blogs, redes sociales y microblogging sin enloquecer

Nota:
Mamá, entrada sobre blogs y aplicaciones que, además, es larga de narices. Probablemente no te interesará. Al resto, comentar que necesitaba ordenar y organizar un poco todo el esquema en mi cabeza y no conozco mejor forma de hacerlo que ésta.

Desde hace tiempo, cuando me propuse tener una identidad digital, trato de mantener al día todos los servicios a los que estoy suscrito. Puede parecer una tarea sencilla pero, en cuanto el número de webs a actualizar pasa de cinco, se convierte en una verdadera pesadilla. Partiendo de la base de que empleo el blog como eje central, twitter e identi.ca para el microblogging, facebook como red social, linkedin como red laboral, flickr y picasa para las fotografías y del.icio.us para los enlaces, entre otros, mantener esto actualizado puede ser un verdadero horror. Pero si algo define la web 2.0, que es como se llama el invento, es que se pueden comunicar aplicaciones web para que tu no pierdas el juicio. Sólo tuve que buscar un poco, instalar cuatro o cinco plugins y ¡listo!

Como dije, empleando el blog como nodo central, he ido tejiendo una pequeña telaraña que me facilita el trabajo hasta el límite de llegar a actualizar sólo twitter y el weblog. Para ello, empecé vinculando wordpress con twitter mediante un plugin llamado Twitter Tools que comunica bidireccionalmente ambas plataformas. Lo que escribo para twitter aparece en el menú lateral del blog y las entradas nuevas del blog se notifican en twitter. Con identi.ca, la otra plataforma de microblogging, empleo un plugin para wordpress llamado Wordidentica, que únicamente notifica las nuevas entradas del blog en la web. Como identi.ca, por su parte, se puede configurar para que envíe todas las entradas a twitter, ahora sólo escribo en esta aplicación y obtengo réplicas por todas partes. Resulta un tanto confuso pero funciona.

La cosa se complica cuando empezamos a abordar las redes sociales, ya que cada una interpreta la interconexión como algo propio. Por ejemplo, las fotos que subo a flickr las puedo ver en el blog creando un módulo desde la propia web o mediante algún plugin como Flickr Widget que lo hace de forma automática. Para Picasa se puede emplear el plugin Picasa Web Album Widget, que hace exactamente lo mismo. En mi caso, como el blog ya tarda en cargar demasiado tiempo (según mis criterios, por supuesto), he preferido no incluir ninguna imagen en los menús laterales para darle más velocidad.

Seré un nostálgico pero, cuando empecé con el blog, le cogí cariño a Technorati. En aquellos días era el google de los blogs y, si no estabas al día en sus bases de datos, sencillamente no existías. Hoy esa situación ha cambiado y cada vez pinta menos pero yo sigo manteniéndome actualizado. Para evitar teclear las etiquetas en wordpress y en technorati, hace tiempo que utilizo WP tags to Technorati (gracias Dabo) para que sea el plugin quien asigne las mismas etiquetas de la entrada al post en technorati.

En cuanto a redes de carácter laboral, como linkedin o xing (léase crossing), he puesto un enlace en el apartado del currículum vítae porque ellos mismos no ofrecen ningún otro tipo de facilidad.

Finalmente y para terminar con el blog, como solución rápida para wordpress se puede optar por utilizar About Me, un plugin que sitúa en el menú, un acceso a cada una de las aplicaciones, redes sociales y blogs que tengamos en Internet. Es rápido, sencillo de utilizar y queda muy chulo :D.

El siguiente paso era, como no, facebook. Si uno rellena adecuadamente ciertos apartados en su perfil, puede conseguir que, con cada actualización del blog, foto nueva en flick y picasa y enlace subido a del.icio.us aparezca mágicamente en su perfil de la gigantesca red social. Además, existen aplicaciones como Blog Mirror y la propia de flickr para facilitarlo todo. Con otra más, para twitter, lo tenemos todo. Esta última aplicación permite, entre unas cuantas opciones, hacer que el estado de facebook cambie con cada actualización en twitter. Sencillo y rápido.

Y (creo) nada más.

errores conceptuales

Hace ya bastante tiempo creí descubrir que la primera gran división entre los usuarios que utilizan la herramienta blog es la siguiente: por un lado, había personas que utilizaban la herramienta llamada blog por una razón puntual (la necesidad es anterior a la emergencia); y por el otro lado, había personas que poseían un blog pero todavía no sabían para qué lo necesitaban (la emergencia, anterior a la necesidad).

En el primer grupo (el minoritario) siempre fue un error conceptual llamar a estos usuarios “bloggers”. Se llaman, cada uno, del modo que se llamaban antes de utilizar un blog: poetas, informáticos, estudiantes, periodistas, estudiantes de periodismo, fotógrafos, retocadores de fotografías, columnistas, monologuistas, narradores, arquitectos, novelistas, humoristas gráficos, etcétera.

En el segundo grupo (que hasta ayer era el mayoritario) sí hacía falta una definición. Y entonces “blogueros”, o “bloggers”, pudo ser una de ellas. Se trataba de personas que utilizan las herramientas porque existen las herramientas. Ya después verían qué hacer con ellas. Como ocurre ahora con otras modas.

Una charla sobre la muerte de los blogs, de Hernán Casciari.

máquinas de masturbarse

Periodista –¿Cuál es tu última obsesión?

Hank Moody –Sólo el hecho de que la gente se está volviendo estúpida y más estúpida, es decir, tenemos toda esta increíble tecnología y, sin embargo, los ordenadores se han convertido en máquinas de masturbarse. Internet se suponía que tenía que hacernos libres, democratizarnos pero en realidad todo lo que nos dan es un fallida candidatura de Howart Dean y acceso las 24 horas del día a porno infantil.
La gente, ellos, ya no escriben. Ellos escriben en blogs. En cambio, en su texto no hay puntuaciones, no hay gramática. LOL esto y LMFAO* aquello. *(Abrev. de Me parto el culo de la risa). ¿Sólo me lo parece a mí, o son sólo un grupo de gente estúpida pseudo-comunicándose con un grupo de otros estúpidos, en un protolenguaje que se parece más al usado por los cavernícolas, que al inglés de los Reyes?

Periodista –Ahora, tú eres parte del problema. Estás por ahí fuera blogueando con lo mejor de ellos.

Californication – L.O.L (S01E05).