web

10 entradas

cambio de cara en diegomc.org

Después de seis años me he decidido a cambiarle la cara a diegomc.org, la web que tengo como presentación y tarjeta de visita. Y, ya metido en líos, he dejado de usar mi código html copiado a inspirado en la web de un organismo público de Los Ángeles, para utilizar un tema de wordpress, vcard, que con unas modificaciones mínimas y un par de plugins ha quedado muy bien. Mis estándares de diseño son los que son, reducidos, pero aún así estoy contento con el resultado.

Así que la web ha pasado de tener esta pinta:

20160318-diegomc.org

a tener esta:

diegomc.org

Y así, con este cambio en la orientación de la fotografía y cuatro detallitos más, la web puede tirarse así otros seis o siete años más :).

Para ver el resto de los cambios, sólo hay que seguir el enlace:

chicas que leen, chicas que no leen

Hay ocasiones, cuando uno trata de juntar letras con el ánimo de escribir algo decente, que recurre a trucos para facilitar el trago. Usar el mismo punto de partida para escribir un texto a cuatro manos es bastante socorrido y me ha funcionado en algunas ocasiones. Hasta hoy.

Un compañero, apreciados, dejó un texto en twitter del que, con sólo leer el título, ya tuve buenas sensaciones: Salir con chicas que no leen / Salir con chicas que leen (versión para imprimir). Se trata de un texto dividido en dos, cada uno de un autor diferente y ha sido publicado en una revista Colombiana de la que no había tenido noticias.

Tras leerlo, sólo pude sentir una envidia honda, opaca, sin paliativos. Quizá porque es directo, claro, sencillo. Quizá por los contrapuntos o porque ambos autores recorren el mismo camino, de diferente forma. Quizá porque identifico algunas de las partes y las interiorizo. Quizá porque utilizan la sintaxis como algo diferenciador.

Haz todas estas cosas, maldita sea, porque no hay nada peor que una chica que lee. Hazlo, te digo, porque una vida en el purgatorio es mejor que una en el infierno. Hazlo porque una chica que lee posee un vocabulario capaz de describir el descontento de una vida insatisfecha. Un vocabulario que analiza la belleza innata del mundo y la convierte en una alcanzable necesidad, en vez de algo maravilloso pero extraño a ti.
Sal con una chica que no lee (Por Charles Warnke)

Sal con alguien que se gasta todo su dinero en libros y no en ropa, y que tiene problemas de espacio en el clóset porque ha comprado demasiados. Invita a salir a una chica que tiene una lista de libros por leer y que desde los doce años ha tenido una tarjeta de suscripción a una biblioteca.
Sal con una chica que lee (Por Rosemary Urquico)

adiós, del.icio.us, adiós

Ayer me enteré a través de twitter que Yahoo había decidido cerrar del.icio.us, el servicio de marcadores con más solera de la web y, la verdad, decidí no darme por enterado, posponer el tema hasta hoy y enfocarlo con la cabeza fría.

Porque delicious (me sigue gustando más el nombre original, del.icio.us, la verdad) fue para muchos el inicio de la web 2.0, el de los servicios distribuidos y accesibles desde cualquier lugar y del uso compulsivo de las etiquetas. Fue el primer servicio que realmente me pareció útil, que recomendé y publicité con brío y con el que dejé de llevar encima un disquete (o disco USB) con los enlaces obligatorios.

Y ahora Yahoo!, como tantos otros, le echa la culpa a la crisis y camufla una pésima gestión con un cierre. ¡Po bueno, po fale, po malegro!, que diría Makinavaja. Es tiempo de aplicar el procedimiento de cierre y no mirar atrás.

  1. guardar los marcadores. En microsiervos acuden directamente a la opción correspondiente en del.icio.us, aunque hay algún otro que lo hace de forma más creativa. Lo importante, como siempre, es el resultado: un fichero con todos los enlaces y etiquetas que hemos ido acumulando durante años.
  2. extensiones, aplicaciones, etcétera… es lo que pasa con los servicios útiles, que uno comienza a acumular extensiones de los navegadores, aplicaciones para el móvil y todo tipo de programas para añadir, de forma rápida y fácil, enlaces en la web. Toca buscarlas y eliminarlas.

    del.icio.us

  3. borrar la cuenta. Este paso, para muchos, no es una opción. Yo soy partidario de dar un portazo gritando “¡me voy!”, segundos antes de que me echen :). La opción, está en la propia web.
  4. las alternativas, porque prescindir del servicio es muy duro. En Microsiervos proponen Diigo, pero hay muchos otros. Wikipedia, sin ir más lejos, tiene su propia lista.

Y ya sólo queda recordarlo con cariño, como se merece. ¡Adiós, del.icio.us, adiós!

Actualización: SearchEngineLand ha sacado una lista con diez posibles sustitutos. Muy recomendable.

podcast: daboblog número 16

Hace cinco días que salió el último podcast de daboblog y, por unas cosas u otras, no he tenido tiempo a comentarlo aquí. En esta ocasión me tocaba aparecer a mí y, además, inauguro una sección que espero que me de cuerda durante unas cuantas comparecencias más: “Linux en un entorno hostil”. O como integrar un equipo linux en una empresa eminentemente basada en windows.

Banner del podcast de Daboblog

El podcast se puede escuchar, descargar, votar y unas cuantas opciones más en la ficha de ivoox.com. Dabo, como siempre, ha publicado una entrada en daboblog titulada DaboBlog Podcast, numero 16. Kernel Panic y Manzanas Traigo. Y, por último, también se puede escuchar y descargar desde aquí mismo.

En esta entrega, además de ignorar todas las señales acerca de la duración (nos hemos ido a los 144 minutos), nos lo hemos pasado como los indios durante la grabación y parece que eso también se aprecia. En el blog de dabo, lugar oficial de las reacciones y las críticas, ya vamos por el medio centenar de comentarios. Y, para que negarlo, nos llena de orgullo y satisfacción, como decía aquel.

en ocasiones veo diegos

tengo en mi haber unos cuantos dominios, de otros tantos proyectos y tanta dirección web habían convertido en una aventura explicar, de forma rápida y limpia, qué hago en la red. Así que, tomé por buena la idea de Dabo y me fabriqué una pequeña web donde contar todo esto, de forma resumida y elegante. Creo que se le conoce con el nombre de porfolio y, aunque lo intenté con todos mis conocimientos de diseño, la elegancia se quedó fuera :D.

El nuevo dominio (otro más a la lista), es diegomc.org y en él se pueden encontrar enlaces a todos los proyectos, webs y perfiles en los que me encuentro inmerso. Trataré, en la medida de mis posibilidades, de mantenerla actualizada.

diegomc.org

Nota: mamá, te prometo que lo intenté pero, por más que busqué, no hubo forma de meter la eñe sin causar un estropicio. Además Diego Martinez Castaneda es otro fulano… ;).